Get Adobe Flash player
Página de Inicio Pretextos

Sección de cultura general

Apostando por la prevención del alcoholismo

El alcoholismo está considerado como un problema socioeconómico y cultural en todo el mundo, que no solo repercute de forma directa en la salud del individuo, sino también en todas las esferas de su vida, lo que a su vez contribuye a afectar su salud de una forma indirecta y a veces de manera más directa. En la actualidad, el alcoholismo constituye la más relevante toxicomaní­a universal, e integra el grupo de los más importantes problemas módicos sociales que enfrenta la humanidad.
Este resultado puede estar dado porque el alcoholismo conlleva disfunciones familiares, crisis familiares que traen como consecuencia relaciones inestables que terminan generalmente con el divorcio de los cónyuges. Además, la tasa de divorcio en nuestro país es elevada y en muchas ocasiones después de este evento la misma soledad obliga a buscar refugio en este tóxico.
Todas las drogas que modifican en forma relevante la conducta -es decir, desde el alcohol en adelante- determinan -bajo su efecto inmediato, y también a mediano y largo plazo, cuando su consumo se hace frecuente- comportamientos instintivo-afectivos muy ajenos al humanismo, ética y espiritualidad que todos esperamos, por lo que el uso irresponsable de estas sustancias implica una profunda degradación moral aguda, con posibilidades de hacerse crónica y de rango individual, pero con potencialidades de generalización, llegando en muchas ocasiones al desmembramiento de las familias.

Leer más...

Hacia una salud bucal satisfactoria

A modo de introducción

Es deber y, por ende, obligación del personal médico y paramédico en nuestro país, trabajar en función de mejorar el estado de salud de la población, con la integración todas las acciones en un Programa Único de Atención Integral, desarrollando la investigación científica a través del análisis estadístico sobre la situación del bienestar biológico, social y psíquico de toda población. La mayoría de las enfermedades bucales y en particular  las maloclusiones, no constituyen un riesgo para la vida del ser humano. Por su prevalencia e incidencia, no son consideradas problemas de salud pública y ocupan el tercer lugar como problema de salud bucal.
En nuestro país, por estudios realizados en esta década la cifra de afectados oscila entre 27% y 66%. Son múltiples y complejas las causas de las maloclusiones, se hace referencias a la herencia, embriológicas de origen desconocido, traumatismos, agentes físicos, enfermedad, malnutrición y hábitos. Su origen multicausal, así como su aparición desde edades tempranas en el desarrollo del niño, condicionan la necesidad de realizar programas preventivos basados en diferentes medidas y procederes, con el objetivo de disminuir su incidencia.

Leer más...

El combate del Potrero de Quiñones: Victoria mambisa

El estado de la guerra alcanzado en 1873 durante la lucha independentista, determinó la necesidad imperiosa de extender el área de las acciones militares, lo cual fue comprendido cabalmente por el General Máximo Gómez, quien estando al mando de Camagüey, se dedicó a impulsar la organización de la tropa invasora.
Antes de comenzar la invasión , Gómez reestructuró los mandos en las Divisiones de Camagüey  y Las Villas, designando al Coronel José González Guerra como jefe de la segunda, apoyado por el teniente coronel Gabriel González y el coronel Gregorio Benítez.
La campaña invasora, en el contexto de la Revolución de 1868, debía cumplir tres objetivos fundamentales, que eran: extender el teatro de operaciones del Ejército Libertador, convirtiendo la guerra de liberación en un proceso verdaderamente nacional;  acabar con toda la riqueza del occidente cubano que contribuía a financiar al ejército colonialista, pagando impuestos elevados, y abolir la esclavitud en el occidente del país, sumando decena de miles de esclavos a las filas mambisas.
Una vez que Máximo Gómez cruzó la trocha de Júcaro a Morón en enero de 1875 para extender el campo de operaciones militares por toda la isla, el territorio de Las Villas sirvió como escenario a innumerables acciones combativas durante la Guerra de los Diez Años, poniendo en ridículo la superioridad militar del gobierno colonial en Cuba.
Las fuerzas bajo el mando del coronel José González Guerra quien fuera designado por Gómez para operar en la zona de Cienfuegos mientras él establecía su base de operaciones en Sancti Spíritus, mostraron un alto espíritu combativo durante las acciones que dirigió el aguerrido jefe.
Durante la Jefatura de este jefe insurrecto al frente de la Segunda División, que comprendía las brigadas de Cienfuegos, Trinidad y Remedios, fueron neutralizadas importantes fuerzas españolas y destruida gran parte de la riqueza económica de ese amplio territorio, que era uno de los más ricos de Las Villas.
Las acciones militares de González Guerra en la zona designada bajo su mando, constituyen un valioso aporte a la historia militar cubana ya que las ejecutó contando con un mínimo de recursos en combatientes y armamento.
Fue este uno de los combates más relevantes de los sostenidos por el coronel del Ejército Libertador  José González Guerra, durante la Guerra de los Diez Años. Uno de estos hechos de armas, de vital importancia para las tropas cubanas, fue el Combate de Manaquitas o Potrero de Quiñones, sostenido el 1ro.de febrero de 1875 por fuerzas bajo el mando del coronel José González Guerra, en el territorio de Cumanayagua.
Los historiadores españoles no pudieron ocultar ni pasar por alto el desastre militar ocurrido en este potrero a sus tropas durante el encuentro sostenido en dicho lugar con las fuerzas mambisas. Al referirse a los acontecimientos ocurridos en esta acción, D. Antonio Pirala, en su libro Anales de la guerra de Cuba, señala: “…Una columna improvisada por el Brigadier Baile, compuesta de 220 artilleros y de otras clases hasta el número de 380, al mando del capitán de artillería señor Prados, fue en busca de Pepillo González cuando acababa de invadir el territorio de Villaclara, encontrándose aquella fuerza con 300 caballos enemigos en el momento en que a toda o a la mayor parte de sus caballos, sin monturas, los estaban bañando en el río, en el potrero Quiñones, cerca de Manacas en la tarde del 1ro. de febrero, mas, a pesar de la sorpresa, diose tan buen arte del jefe insurrecto, que al cabo de un breve tiroteo, retrocedió nuestra caballería atropellando a la primera fila de los artilleros y fueron macheteados y mutilados terriblemente…”
Después de lamentarse Prados de lo heterogéneo de las fuerzas que componían la columna, dijo: “…que al llegar al potrero de Quiñones divisó avanzadas enemigas en una loma próxima, y dispuso el ataque, colocando en el flanco derecho el primer escuadrón de voluntarios movilizados y guerrilla de Camarones, al izquierdo el escuadrón de Güines, artillería en el centro, y a retaguardia, con la impedimenta, fuerzas de Cárdenas y contraguerrilla de Cumanayagua; que avanzó en esta forma; que el flanco derecho rompió el fuego sin orden alguna, y no hizo alto a pesar de las órdenes de Prados, del toque de corneta  y de haberse aquel puesto delante, rompiendo también  el fuego el flanco izquierdo; que se apelotonaron a poco y empezaron a pedir la infantería , que ya había coronado la altura y hacía fuego rodilla en tierra ; que la caballería se retiró detrás de la infantería  y en vez de reorganizarse para cargar ¨emprendieron una huida vergonzosa, que no bastaron a contener mis esfuerzos, los del capitán Blanco y del alférez Feliciate”. Viendo el enemigo el retroceso de la caballería española, con una gran masa de caballería pasó por encima del flanco derecho de la artillería que estaba haciendo fuego, matando a los que no habían muerto de bala y estaban en su puesto; que “la caballería propia y enemiga arrollaron la retaguardia, y no fue posible contenerlos hasta el fuerte de Manacas, situado a media legua del lugar de la acción, y aún así, no se creían seguros y trataban de continuar hasta Camarones, a no ser por mis esfuerzos, los de los oficiales comisionados y los suyos propios”, y que no pudiendo llevarlos al lugar de la acción a saber de la infantería, se atrincheraron en el expresado fuerte, en el que pernoctaron.
A la mañana siguiente se presentó la columna española de Alba de Tormes, salió Prados a su encuentro, la halló en el potrero Naranjito, marcharon todos al lugar de la acción a reconocerle y enterrar los muertos que se encontrasen, que fueron dos oficiales de artillería, uno de Cárdenas y 153 individuos de tropa, resultando una baja total, incluso los dispersos, de 179 hombres.
De acuerdo con las anotaciones del patriota Ignacio Mora en su diario de campaña, con fecha 1ro. de marzo de 1875, hace alusión a esta acción de guerra asegurando que no obstante la sorpresa sufrida por los insurrectos, la acometida de las fuerzas de José González hizo posible que “… una reñida acción tuvo lugar en que fue desconcertado el enemigo con pérdida de 221 muertos, 203 rifles, 26 000 cápsulas, 35 caballos y otros efectos.
Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto podemos afirmar que el Combate de Quiñones fue una rotunda victoria para las armas cubanas y las pérdidas sufridas por las fuerzas colonialistas representó uno de los reveses más significativos que afrontaron los españoles en la jurisdicción de Cienfuegos durante la Guerra de los Diez Años. Esclarecer estos hechos constituye en la actualidad un aporta a la cabal comprensión de la importancia de las gestas mambisas en el proceso de nuestra trayectoria libertaria. De manera que los matices que se aportan con la investigación exhaustiva constituyen elementos culturales para la concepción de una cultura general integral.

 

Raúl R. Rodríguez

El aprovechamiento hidráulico en Cumanayagua

El acceso al servicio eléctrico ha sido una de las mayores aspiraciones de la población cubana debido a su positiva influencia sobre el mejoramiento y mantenimiento sistemático de sus condiciones de vida que contribuyen a la garantía de su bienestar, nivel y calidad de vida. En este sentido el estado cubano desarrolló durante el periodo comprendido de las décadas de los años 60 y la de los años 80 un gigantesco plan de electrificación del país, sustentado en una potente infraestructura energética sobre la base de Centrales Termoeléctricas y combustible fósil, garantizándosele el servicio eléctrico mediante el Sistema Electroenergético Nacional (SEN) a más del 96 % de las necesidades de la población.
A partir de 1991, las difíciles coyunturas internacionales en las que Cuba se ha visto inmersa han tenido una repercusión adversa en la economía nacional. A pesar del colosal esfuerzo que ha realizado Cuba le resulta imposible sustraerse de sus efectos negativos y cuyas consecuencias padece ya por varios años y le ha sido imposible avanzar más aceleradamente en este programa de electrificación particularmente en las zonas montañosas y otras zonas de difícil acceso en el país, que ocupan una extensión territorial de aproximadamente el 18% del territorio nacional, involucran 49 municipios de 8 provincias, una población total de 720 000 habitantes, lo que representa aproximadamente el 6.5% de la población total del país los cuales se distribuyen en 977 asentamientos concentrados y un grupo de asentamientos dispersos para una densidad de población de 77 habitantes por km2, y donde el nivel de electrificación rural por todas las vías y fuentes es de solo el 81%.

Leer más...

Algunas reflexiones sobre las ideas pedagógicas de José Martí

La obra de José Julián Martí y Pérez, el Héroe Nacional de Cuba (La Habana, 1853-Dos Ríos, 1895), contiene un sólido pensamiento pedagógico, que tiene vigencia a partir del triunfo de la Revolución Cubana en el año 1959. El Apóstol de nuestra independencia patria fue un observador analítico extraordinario de los problemas educativos; para cada uno de los cuales planteaba salomónicas soluciones. Concibe la educación como la vía idónea para preparar al hombre latinoamericano contra el poderoso vecino de Norteamérica, lo que revela la esencia antimperialista de su pensamiento: “El tigre espera, detrás de cada árbol, acurrucado en cada esquina. Morirá, con los zarpas al aire, echando llamas por los ojos.” (1)
En él es una constante el optimismo y la confianza absoluta en la capacidad del hombre para la lucha. Esta constituyó su intención pedagógica más marcada. Proclama que América unida podrá vencer al imperialismo y su misión política es la de preparar para ello a las nuevas generaciones. “[…] el deber urgente de nuestra América es enseñarse como es, una en alma e intento, vencedora veloz de un pasado sofocante, manchada sólo con la sangre de abono que arranca a las manos la pelea con las ruinas, […] El desdén del vecino formidable, que no la conoce, es el peligro mayor de nuestra América; y urge, porque el día de la visita está próximo, que el vecino la conozca, la conozca pronto, para que no la desdeñe. Por ignorancia llegaría, tal vez, a poner en ella la codicia. Por el respeto, luego que la conociese, sacaría de ella las manos”. (2)

Leer más...

¡Ay de Platero y de Diana…!

Releía el clásico Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez (Premio Nobel, 1956) con la misma devoción del primer día. Es casi imposible que la emoción no sacuda el alma aun del lector más insensible; máxime la pura y candorosa de un infante: quizás sea por eso que se le considere literatura infantil, aunque no haya sido propósito del escritor concebirlo como tal. Lo cierto es que las estampas o viñetas del libro ocupan justo espacio en la selección de lecturas de la enseñanza primaria de todos los tiempos. Sobre el lomo del borrico por las tierras de Moguer, va el poeta en  pleno disfrute de sus correrías.
“Platero es pequeño, peludo, suave… tierno y mimoso igual que un niño.” Así presenta el autor al burrito desde el inicio de la obra. Así va “con su trotecito alegre, que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal”, por su pueblecito andaluz. Y su amo todo un ser humano, lo cuida, lo acaricia, lo tolera porque lo sabe vivo y le duele lastimarlo. Por eso, cuando comienza a cojear se echa al suelo y lo inquiere: “Pero, hombre, ¿qué te pasa?”, y se estremece del dolor de Platero cuando ve clavada en su mano (entiéndase su pata) “una espina larga y verde, como un redondo puñalillo de esmeralda”. O cuando socorre al “borricuelo más pequeño ¡ay!, y más flaco que Platero…Y el borriquillo se despechaba contra el viento, intentando, inútilmente, arrancar del fango la carreta…”

Leer más...

Más artículos...

Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 295 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy201
mod_vvisit_counterAyer1179
mod_vvisit_counterEsta semana201
mod_vvisit_counterEste mes27089
mod_vvisit_counterHasta la fecha1058442

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami