Próximo paso

Por Omar Torres

Para aprender a amar, fue fundamental juzgarnos,
no perdonarnos la debilidad de la inocencia,
inhumano conformismo.
Te hablo todavía de la guerra, guerra de siempre,
guerra del hombre a favor del hombre mismo,
pesar de turno, sufrir urgente, razón del invasor, 
poesía, de las armas la más rebelde,
cuando ahora a quien nos cree enemigos llega;
enemigo propio que no encuentra la sonrisa plena,
aunque ya sabe el ser de esa sonrisa,
y solo la conquista queda.
¿Tienes idea de la dimensión del alma,
cuánta alegría necesita en tu rostro esa sonrisa?
Vamos entonces a la felicidad,
cada uno donde sabe de ella,
que en esa medida, el próximo paso,
se ha de develar.