Vestido de guayabera

Allá pescando un suspiro/ al ocaso de un tapiz/
se le ve sentado a Luis/ en el puente del Guajiro.


Por Omniel Fuentes

Las alas de tu pasado

colman el presente: vuelo
del futuro espera el cielo
de un sinsonte enamorado.
Verso-luz glorificado,
espinela en que deliro,
metafórico te miro
con la décima en tu andar,
por Radio Ciudad del Mar,
allá, pescando un suspiro.

Dibujaste la sabana
sobre tu cuerpo veguero
como un verso romancero
que voló de tu ventana.
Tu metáfora se engrana
vestida de emperatriz,
y en un lienzo de maíz
que pintaste en arrebol,
robaste un rayo de sol
al ocaso de un tapiz.

Se le ve al amanecer
junto al “cantío” de un gallo,
en la décima, a caballo
o en un beso de mujer.
Entre el sueño y el placer
levantó el verso feliz,
y sobre una codorniz
que otros racimos espera,
vestido de guayabera
se le ve sentado a Luis.

Camina en La Hanabanilla
sobre el reflejo del agua,
y canta a Cumanayagua
desde el Hoyo de Padilla.
La guayabera amarilla
con botones de zafiro,
recuerda con un suspiro
un concierto matinal,
del Rey de la Carvajal
en el puente del Guajiro.