La luna en el espejo

Por Nélida Puerto

Puedo escribir sin lápiz ni libreta
sobre el renglón torcido de la luna,
la nostalgia lejana de mi cuna,
la estrenada ternura de su nieta.
Puedo pintar el río cual silueta
en la cascada azul del horizonte,
semejar en canto del sinsonte
el amarillo escondido del poeta.

Es la luna mi cofre peregrino,
la joya que custodia el devenir
cuando vibra la sombra del destino.

Fogata en invierno, desatino,
guirnalda cobijando el porvenir,
desafiante motera del Divino.