Pesadilla

Por Nélida Puerto

Estatua que emerges en la noche
reptil en vilo
con tu flauta convocando
a una encrucijada de vibraciones
el esfuerzo es un sendero de utopías
tus ojos manantiales de un mundo imaginario
metamorfosis de ese aliento retorcido
que los enmudece
otras            el sendero hacia lo absurdo
el sublime designio.


No existimos

En ese otro mundo, que no recuerdo,
tú y yo éramos el vacío
y no puedo develar
lo recóndito de esta huella.
Allí es donde el tiempo te ha tatuado,
tu maldición escala el laberinto de mi cuerpo
nunca el sobresalto de mi soledad,
no me duele el pasado que no tuve
y tú no me recuerdas.


Estos poemas obtuvieron Primera Mención en el Concurso Territorial de Poesía “Zenón Rodríguez”, 2017 (N. del E.).