El contar de la pared

Por Marisol Velázquez

Recostada al aire
mi cara está en la historia
del bosque grande único,
patrimonio de mi tiempo.
Mi distracción preferida
es observar la luz
del carisma de las estaciones.

Siento a los años sazonarme
con su saludos de huellas
y noto cómo respiran.

La risa nunca le falta
a mis telarañas y acertijos
y la esperanza fluye
entre dos gotas de agua.


El presente poema es parte de la colección con que la autora obtuvo el Segundo Premio en el Concurso Territorial “Zenón Rodríguez” 2019. Casa de Cultura Habarimao, Cumanayagua, Cienfuegos. (N. del E.).