El ojo de la pared

Por Marisol Velázquez

El espejo es el único ojo de la pared, con gafas, y me toca cuando logro acercármele. Tengo una idea clara, se pasa la vida dibujando mi intranquilidad y el sufrimiento del sofá.

Esta es una oportunidad para escuchar la manera suya de asombrarme y convertirme en la otra que soy.

Se complace en hacerme burlas, repitiendo todas las cosas que hago.

Menos mal, no le ha dado por ser computadora.

 

Con este cuento la autora obtuvo Premio en el Encuentro-Debate Municipal de Talleres Literarios. Cumanayagua, octubre 17 de 2018. (N. del E.)