La poetisa nos mira de soslayo

Por Yulkie Sánchez (María Minne)

Guardó Abril  su nacimiento;
Alas  en ofrenda y tez  andina,
Bautizó su pecho: pluma fina,
Rojo banderín del sufrimiento.

Impregnó  su cuerpo de amapolas.
En su sexo virgen, mortecino,
Los sonetos hallaron el camino
A la redención amarga de las olas.

Mirad bien a los ojos de la niña:
Iluminaos vosotros con su rayo;
Segadora luz que nos constriña.

Tábido,  el poema que me callo
(Rapsodia  del Enero de su muerte)
A todas horas canta y nos advierte:
La poetisa nos mira de soslayo.