Disfraz de amante

Por Claudia Teresa Ramírez

Al costado de mi pena
inclino los desamores
cuando muerden los albores.
En la dolida faena
es incivil esta escena
de sombras que me oscurecen
hasta morir, cuando crecen
las estrellas, su vacío.
Porque he perdido, amor mío,
mis piernas se desvanecen.

Por el revés de la noche
el anhelo se desgrana
en mi rostro. La mañana
me presiona como un broche.
Traigo la cruz del reproche
en la fe de un nido preso
donde se anula mi beso
al desangrar de repente,
y en el frágil lienzo ausente
estará mi amor impreso.

Por aquel tiempo perdido
gimen mortales perezas.
Si el alba de la belleza
en tu boca ha perecido,
sobre piedras he pulido
el hasta nunca distante.
Tu rudo disfraz de amante
es neblina en los lamentos:
en la mar de los intentos
pondré mi adiós por delante.

Con este trabajo la autora obtuvo Mención en el Concurso Nacional de Décima Escrita “Luis Gómez, 2017 (N. del E.).