POEMAS DE EL TREN Y LOS VIOLINES

FILO EN EL UNIVERSO

Esta tristeza hiede a hombre
a filo en el universo
este desamparo de mí mismo
empequeñece mis huellas
como si fuese yo el ave sutil
en la vorágine de un desierto

hasta en mi sombra destila la muerte
pone otra ardentía en la mirada
similar a ese con que Sísifo calcina la roca
la montaña     los dioses

es una flor que se alimenta por el perfume

soy todo yo esta tristeza
me existe    me habita la indignación
porque hace rato apesto a hombre
endeble filo en el universo



CUANDO SOY RÍO


salto
me reviento en el aire
crepito con mi dolor
arranco de mí los remansos
destierro las orillas
y convencido
me cerceno el fondo
y ando
ando ya más diáfano
como una estrella
en cualquier esquina de la noche
entonces
vuelvo a saltar
deshaciéndome en el viento
quise decir
en el tiempo


LA REALIDAD

es un tigre que
súbitamente despierta
en nuestro pecho
debemos estar dormidos
para cuando él despierte
o aprovechar su frágil sueño
para subirnos a su estómago
con la esperanza
de que nos crezcan garras


REY Y LACAYO

me he sentado a ver cómo
suplicante y moribundo
el día se arrastra a mis pies

no sabe que ya es tarde
muy tarde
porque me lo viví completo


QUE TODO ACABE

 


la ternura y los portones
la lluvia y la tibieza de las sábanas
el relámpago y el silencio de los árboles
que acaben el maquinista y los amantes
el otoño y las estatuas
las rosas y las noticias
las pesadillas y el helado
el derecho y los negros
el blanco y el izquierdo
el crepúsculo y las avenidas
que acaben los cementerios y los sementales
los globos y las angustias
los hombres y lo ignoto
la hostia y los cafés
el tren y los violines
el corazón y las mesitas de noche
los zapatos y el miedo
la muerte y los semáforos
el partido y la rubia con paraguas
el big bang y la historia
el espejo y las palabras
que acabe todo
incluso
yo
y mis ganas de que todo acabe



Yannit Pozo Castillo