Y ya sabes el fresco

Por Nicolás (Tomás) Águila

…la ración que te toca de aire envenenado
yo venía nadando por el sobresueño
me di cuenta de pronto
la realidad exigua y el trozo de esperanza

la rabia contenida
junto al latón en punto ante meridiano
la voz que me increpaba raspando la paciencia
ya lo sabes el fresco
la raíz retorcida
y un propósito intacto de darle la patada
de virar la mañana
de escupir para el cielo
me di cuenta de pronto
el estornudo tácito
la porción que me toca de realidad viciada
y el fresco que ya sabes.