Especulando mi Muerte a lo Guillén

Por Silvia Valdés

No moriré rimando una cuarteta,
de síncopa entre esdrújulas y llanas.
No moriré de fiebre shakesperiana
ni tampoco de amor a lo Julieta.
No moriré de un tropo en el testero.
Ni de un símil, citando una manzana.
No moriré soleándome en La Habana,
ni moriré en París con aguacero
No moriré desnuda en un andén,
delirante en licor o marihuana.
Ni siquiera de ingesta de avellana,
ni destrozo en las ruedas de algún tren.

No moriré como se ha muerto Ana.
¡Yo moriré como me dé la gana!