A la vuelta de página

Por Orlando V. Pérez

(En torno al poema de Miguel Hernández
“Las abarcas desiertas”)


Las abarcas vacías
se llenarán de sueños
día a día del año
del alma en los esteros.
Y no habrá más carencias
de zapatos sin huecos
en todas las comarcas
saturadas de besos.

Por el cinco de enero
que trae cada año
veremos anunciarse
la alegría sin lazos.

Veremos siempre luz
en los tres Reyes Magos
uncidos a las fiestas
de abundantes salarios.

Será el mundo habitable
respirando justicia
por los niños yunteros
que nos trae la vida.

Y habrá una risa loca
en tu boca y la mía,
y habrá un cielo colmado
de una santa alegría.