Get Adobe Flash player
Página de Inicio Entrerrianos Obra literaria de Sergio Nodal Misterios del monte

Misterios del monte

Por Sergio Nodal (Chachi)

Me escalofrié de pies a cabeza

Lo que me pasó a mí fue en la loma de piedra de Hoyo Padilla. Serían las 9:00 p.m., venía a paso

en la potranca que estaba domando y a mitad de la loma siento que una persona se sube en las ancas de la bestia. Yo me escalofrié…!no es para  menos!... quise hablar y me quedé mudo. Transcurridos unos minutos noté que ya no venía nadie montado detrás de mí. Entonces pinché la potranca y volé el camino hasta llegar al bohío.

Fuente: René Sarría Hernández (1965).


No se lo deseo a nadie

Lo que me ocurrió no se lo deseo a nadie en esta vida. Le dan un dinero a mi mamá. Dicho dinero estaba en el tronco de un piñón y mi mamá me dijo que ella no tenía valor para sacarlo. Agarro la yegua, cojo un pico y una pala y voy para el lugar del enterramiento. Empiezo a dar pico y pala y me encuentro dos moneditas de oro. Me las echo en el bolsillo y cuando alzo la cabeza, había una mujer rubia delante de mí mirándome con unos ojos que soltaban llamas, con el pelo todo alborotado y unos dientes descomunales… Corrí más aquél día que un caballo, casi me muero del susto. Serían las tres de la tarde, me acuerdo de eso y tiemblo todavía.

Fuente: Alberto Rodríguez Díaz (1964).


La puerca y los lechones

Una madrugada estando solo en la casa en Tarabico siento una puerca dentro, con lechones y todo, arrastrando una cadena, me sorprendo y de inmediato me tiro del camastro y no veo nada. Bueno, no pude pegar más los ojos. Se lo cuento después a mi señora y me dice que ella ha sentido eso mismo en otras ocasiones. ¡Oiga, cualquiera se muere del susto!

Fuente: Santiago Pérez Pino (1920-2005).


La aparición de mi  padre

Estando cuidando un horno con mi hermana, en medio del monte cuando vivía hace años en Tarabico, siento que mueven la hamaca. Pienso que era mi hermana Aguedita, pero no, no era ella. Veo delante de mí a mi difunto padre vestido de blanco, mirándome detenidamente. Eso fue fracciones de segundos nada más. Se lo conté a mi hermana y nos fuimos corriendo para la casa. ¡Qué les parece!

Fuente: Sabina Martínez Villalobos (1927-2014).

Tomado del libro inédito Misterios del monte (recopilación de cuentos misteriosos, hecha por el autor). (N. del E.)

 

Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 26 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy269
mod_vvisit_counterAyer451
mod_vvisit_counterEsta semana269
mod_vvisit_counterEste mes13727
mod_vvisit_counterHasta la fecha689234

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami