Vuelo de primavera

Por Claudia Teresita Cabrera

Luciérnaga sinfónica azulada
espléndida entre el gris iluminado,
y con la mira del vaivén soñado,
trasciende con placer y perfumada.
Comprende las aristas del vivir,
y alumbrando con sedas de un pañuelo,
ha volado sobre un árido desvelo
con aire de crecer al presumir.

Ritmos del infinito le devuelven
avenidas de aurora en esplendor,
y un atributo de luz la desenvuelven.

Y al pasar el elíxir de pradera,
ramifica con lluvias de sudor
a la vida como hierba en primavera.