Get Adobe Flash player
Página de Inicio Autopista sur

Sección de literatura de autores del resto de Cuba

OFICIO

El pararrayos conduce a los aleros, los aleros conducen a la ventana, la ventana rota al baño clausurado, que tiene una Abertura en el techo que conduce a las estrellas. Agilidad es su nombre. Se peina los bigotes y disfruta de la noche un instante, para apagar la radio de la vida, el programa de la selección natural, la competencia.
Padre, me miro en el espejo y solo me veo a mí mismo.
No quiero ser un Quijote arremetiendo contra los ventiladores de techo.
El pelo se me cae desde que pesqué el virus de la profundidad.
No sé si existe Dios.
La maldita circunstancia del agua dentro del útero.
Con el alba espero a mi última mujer, que me devuelve, madre, a la condición del 
sueño.
Es tarde, ya nada turba el pesado silencio de la noche. La abertura en el suelo conduce al baño clausurado que tiene una ventana rota, la ventana rota conduce a los aleros, los aleros al pararrayos, el pararrayos que conduce a lo desconocido.

Ariel B. Acosta Ulloa

LOS GRANDES MAESTROS

no se hubieran preocupado por tus ojos, llorando frívolos en una despedida. Los grandes trascienden lo que tocan y no han tocado tus ojos como yo, a través de tus ojos más antiguos, donde no te pertenecen, llenos del mar gota a gota. Ignoran ellos ese salado paisaje que conmueve a un estudiante. Sus maestrías danzan para colarse en la mesa de los que aún están muertos, y perdurar en los cafés últimos del big bang. Yo prefiero la gratitud de tu visión y algún aplausillo contemporáneo. Después de todo, si no fuera por los grandes maestros, qué novedad serían tus ojos, llorando frívolos en una despedida.

 

Ariel B. Acosta Ulloa

RANCHO LUNA

Rancho Luna, arena y sol
en mi canto marinero,
me dejaste prisionero
el verso en un caracol,
se derrama el arrebol
desde la caleta al guao;
con el color del cacao
se ven tus aguas teñidas
cuando llegan las crecidas
salvajes del Arimao.


Nilo Martínez Serrano

CIRCO

Hay jinetes en el comedor y los pasillos. Me niego a mecanizarme y el domador deglute mi número. Mi marca de res para que asista a la conferencia sobre no sacar alimentos, no hablar alto, no extenuar teléfonos... no copular con la porfía de las sombras.
Nutritivo, el árbol del bien y el mal.

Ariel B. Acosta Ulloa

BENNY MORÉ

Pudo el son de casta pura
desde el terruño lajero
viajar por el mundo entero
junto a tu excelsa figura,
como faro de cultura
se encumbra en el Bulevar
tu estatua y si en mi cantar
te llamo: ¡Benny Moré!,
el son se pone de pie
y Cuba empieza a bailar.

Nilo Martínez Serrano

CUATRO RÍOS

Hijos del monte y la roca
bajan rompiendo llanura
cargados con la ternura
del llanto de Guanaroca;
se derraman en la boca
salobre de la bahía;
emporios de poesía
en sus juncos y en sus güines
cantan Luis Gómez Martínez
y Ciprianito García.


Nilo Martínez Serrano

Más artículos...

Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 33 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy36
mod_vvisit_counterAyer359
mod_vvisit_counterEsta semana1600
mod_vvisit_counterEste mes6797
mod_vvisit_counterHasta la fecha855939

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami