Mar, mujer

Por Kadir López

Glosa:

Y mi barco se enrumbó,
apresurado a su encuentro,
lo que pasó mar adentro
lo sabemos ella y yo.


R. de Armas

Mi barco sin rumbo hacía
por entre mares violentos,
a merced de fuertes vientos
una horrible travesía.
Hasta que por suerte un día
otro mar me reclamó,
en mujer se convirtió,
con un viento favorable,
haciéndose navegable,
y mi barco se enrumbó.

Se hizo mar siendo mujer,
para que le navegara
la bahía de su cara
con remos de amanecer.
La empecé tanto a querer,
que la vi toda por dentro,
se hizo de mi vida el centro,
y cuando a mi lado llega,
hay un beso que navega
apresurado a su encuentro.

Mar, mujer, niña, sirena,
azul de cielo, fragancia,
este encuentro en la distancia
no le contaré a la arena.
La vida un milagro estrena
cada vez que a su mar entro,
pero esta vez fue el encuentro
dulce entre la sal del mar…
Tampoco voy a contar
lo que pasó mar adentro.

Mi barco plantó en la quilla
la bandera de sus ojos,
y un mástil de labios rojos
le dijo adiós a la orilla.
Le besé cada mejilla
tanto como Dios mandó,
y todo lo que ocurrió
en el mar de mi doncella,
además de alguna estrella,
lo sabemos ella y yo.

Segundo Premio en el Concurso de Décima “Luis Gómez” 2019 (N. del E.).