Get Adobe Flash player
Página de Inicio Autopista sur Obra Literaria de Sandra Margarita Busto Marín Entre maderas y charangas

Entre maderas y charangas

Por Sandra M. Busto

(Una conversación con el músico Cándido -Candelario- Vives )

Cienfuegos cuenta con excelentes músicos que prestigian cada día el acervo cultural de esta ciudad. Son la continuidad de tradiciones, de un camino que sus antecesores supieron crear y que hoy apreciamos desde nuestra perspectiva del presente. Sin embargo, a nuestra generación le corresponde salvar la memoria histórica de aquellos que no han sido suficientemente reconocidos. Muchos de estos artistas no aparecen aún registrados en diccionarios, ni ha sido estudiada su obra. Uno de ellos es Cándido (Candelario) Vives, (Cienfuegos, 1932) saxofonista, contrabajista, director de la agrupación Universal de Vives y lutier, oficio poco común hoy en día y que en él se debe a la dualidad de ser músico y carpintero. Su vida artística ha transcurrido entre Cienfuegos y Santa Clara, siempre prestigiando a las diferentes agrupaciones con las que ha laborado. Si bien sus primeras experiencias fueron en bandas de música o en orquestas de formato jazz band, sería en las orquestas tipo charanga, dónde ha realizado mayormente su obra.

Es una suerte poder conversar con los protagonistas musicales de nuestra historia que acceden a abrirnos las puertas y contarnos susexperiencias de vida. Por eso les propongo este encuentro con las vivencias de Cándido desde su testimonio.

Sandra Busto: ¿Cómo es que llega a estudiar la música?

Cándido Vives: Comencé a estudiar la música en el cuartel de los bomberos en las calles San Fernando y Argüelles. Me gradué de saxofón barítono, no de contrabajo. Cuando empecé era demasiado grande para unirme a la Banda Juvenil de los Bomberos y por eso también el instrumento.Mi profesor de saxofón era Lorenzo Lozano. Tuve como maestro de solfeo a Dulfo, que tocaba bombardino en la Banda.

Desde que tenía dieciséis años ya estaba en función de tocar. Comencé a trabajar en la Banda Municipal tocando el saxofón barítono. Al Triunfo de la Revolución me dieron la plaza. En esa época toqué con la orquesta jazz band de Pedro Julio Sánchez. Con ellos empecé con el saxofón y luego el contrabajo también.

S.: ¿Y cómo es que llega al contrabajo?

C.: El contrabajo lo aprendí porque da la casualidad que nos unimos allí varios compañeros y decidimos hacer un grupo musical y así fue como creamos Unión Fraternal. Pero bueno, contrabajista no había y se me ocurre hablar con Castellanos, tremendo bajista ese y él me enseñó las posiciones del instrumento. Da la casualidad que yo estaba en esos momentos la aprendiendo en solfeo la clave de fa y me vino muy bien porque es en la que se toca el contrabajo. Después de aprender las posiciones me fui perfeccionando yo mismo.

 

S.: ¿Y el oficio de Lutier?

C.: Cómo mi papá era carpintero, cuando terminé el octavo grado me preguntó cuál era el oficio que yo quería aprender y le dije que la carpintería. Entonces comencé con un valenciano que vivía cerca de La Calzada y tenía un taller. Allí aprendí la carpintería y como carpintero he hecho algunas cosas también. El primer contrabajo de caja se lo hice a un compañero de la Orquesta Maravilla de Florida de Camagüey, en la que toca Fernando. El segundo contrabajo que hice, da la casualidad que estando tocando en Trinidad y se me acerca un contrabajista que le gustó y me ofreció comprarlo y allí se quedó el instrumento. Cuando regresé a Cienfuegos terminé otro que estaba haciendo. Tocando en una ocasión en Camagüey a un compañero se le rompió el arco y le hice uno. Después de eso continué haciendo arcos, contrabajos, e hice una guitarra bajo también.

En la época en que mi papá y yo trabajábamos juntos la carpinteríaen el taller que él tenía, yo tocaba con la orquesta Loyola. Fui yo quien le hice el cajón a Loyolita para que tocara la flauta, no alcanzaba al micrófono, era chiquitico cuando eso. Recuerdo que Loyolita muy jovencito llegó a componer algunos números para la agrupación.

S.: ¿Cuándo es que se separa de la Orquesta Loyola y funda la Universal de Vives?

C.: Corría el año 1961 cuando estuvimos con la orquesta 45 días tocando en los Carnavales de Camagüey. Fue allí que decidimos un grupo de músicos separarnos. En ese año me quedé un tiempo trabajando en Camagüey. Luego en el 62, es que se funda una orquesta tipo charanga y se decidió que yo fuera el director. Me proponen nombrarla La Universal de Vives. En aquella época todo lo bueno lo llamaban universaly como la orquesta gustó a muchas personas desde el primer momento, pues los mismos músicos proponen bautizarla así. Entre los que conformaron la nómina de esa época está Mayito (Mario Bernal), que después vino para Santa Clara también a tocar con la Aliamén y se quedó aquí, José Bayán como cantante, Fernando Cabrera, violinista, el niño (Pedro Aday), en la percusión, estaba también Garabito, en la tumbadora; Justo Ferrer y su hermano Roquelino que tocaba el piano. Julio como timbalero, Luís Cense (güiro), Franklin, René Candelario (violín) que era pelotero y su familia vivía en los altos frente al cuartel de bomberos, tuvo una hija profesora de la Universidad. En las pailas Papín que es de Cruces y en la flauta, Julio Elías Sánchez. Tocó con nosotros también un muchacho que era de manguito y le decíamos así, Manguito; Tomás Sierra, Cabrerita y Pipe, como cantantes. En nuestro repertorio teníamos chachachás, danzones, que es lo que entonces se tocaba. Tuvo muy buena aceptación. Con la Universal de Vives tocamos algunos temas de Felito Molina. Nos buscaba las fiestas un señor de apellido Valido, que era como especie de un representante. Tocamos en Ciego de Ávila, en Trinidad, en todo lo que era la antigua Provincia de Las Villas, recuerdo a Cifuentes, Manicaragua. Ensayábamos en donde estaba la antigua emisora, en el Prado entre San Fernando y Arguelles.

S: ¿Qué sucedió con esta orquesta?

C.: Entre el 64 y el 65 comienzan a unificar a todos los grupos y a evaluarlos. Nosotros no teníamos la nómina completa, nos faltaban músicos y por eso no pudimos continuar con la agrupación. En ese momento vuelvo a trabajar en la carpintería con mi padre. Cuando intervinieron todos los talleres de este tipo, paso a trabajar al Consejo de Producción que estaba ubicado en las calles Gacel y Dorticós. A los pocos mesesnos mandan para la zafra. Allí corté alrededor de cuarenta mil arrobas de caña.

S.: ¿Cómo es que llega a las orquestas de Santa Clara?

C.: Por mediación de otro músico que yo conocía, me localizan porque hacía falta un bajista en la Sí, Revelación.Expliqué la situación en la empresa y en

Cultura de Cienfuegos, que estaba en Prado y Santa Cruz. Así fue como vine para Santa Clara y comencé inmediatamente a trabajar con la orquesta un 25 de julio del año 1969. A veces no tenía transporte para regresar en la madrugada a Cienfuegos después de las actuaciones y poco a poco me fui quedando en Santa Clara y hasta hoy que sigo aquí. Después de tocar con la Sí, Revelación, pasé a la orquesta Armonía de Carlos, que fue una de las primerasen el centro. Con ellos toqué guitarra bajo. Entré cuando su bajista se les enfermó. Trabajé con ellos todos esos años hasta mi jubilación. Actualmente continúo mi oficio de carpintero.

S: Quiero darle las gracias Cándido, por la posibilidad de conocer un poco más sobre la historia de nuestra música a través de sus experiencias.

Les debemos a todos ustedes un reconocimiento porsu obra, por haber sido protagonistas de una época que nos antecede y de la cuales somos, en mucha medida, su consecuencia.


 


Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 10 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy414
mod_vvisit_counterAyer428
mod_vvisit_counterEsta semana2184
mod_vvisit_counterEste mes7344
mod_vvisit_counterHasta la fecha878397

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami