Get Adobe Flash player
Página de Inicio Autopista sur Obra Literaria de Sandra M. Busto Marín Félix Molina Marín (Felito): El susurro de una guitarra en la Ciudad del mar

Félix Molina Marín (Felito): El susurro de una guitarra en la Ciudad del mar

Por Sandra M. Busto

Félix Molina Marín (Cienfuegos 1920- 2007), Felito es uno de esos seres que transitó las calles de la Perla del Sur dejando una estela de luz tras sus pasos. Por todos sus aciertos, sus oportunos consejos, la guía de tantos jóvenes y una obra que destaca por su excelente factura en nuestro pentagrama musical cubano, es que se puede afirmar que es una de las figuras más importantes dentro de la música cienfueguera.
Comenzó en el camino de la música de forma autodidacta tocando el tres, luego el bajo y la guitarra. Uno de los giros que definirá su quehacer creativo ocurre estando en La Habana junto con sus hermanos Eloy y Miguel Ángel. Es precisamente cuando el destino los une a un grupo de jóvenes que se reunían en el Callejón de Hamlet, en la década del cuarenta y experimentaban con nuevas sonoridades. Dentro de estos talentosos músicos se encontraban: Ángel Díaz, César Portillo de la Luz y José Antonio Méndez. También voces emblemáticas como Omara Portuondo, Moraima Secada, Ela Calvo y Elena Bourke, a las cuales Felito y Eloy acompañaron con sus guitarras. De hecho, se les atribuye a los hermanos Molina la llegada del filin a la Perla del Sur.
Durante esta etapa su creación se ve permeada por la nueva manera de hacer de aquel grupo y comienza también a utilizar dentro de las canciones la armonía propia del Blues, con acordes de novenas, oncenas y trecenas. Este mundo sonoro le abre todo un abanico de posibilidades dentro de su panorama musical, dándole mayor libertad para expresarse a través de sus canciones. Sus temas van a ser de carácter romántico, preferentemente. Rompe con los cánones establecidos en su época y acerca la canción a las influencias más renovadoras que estaban imperando fuera de la isla. Adapta todos estos elementos y enriquece su obra, sin perder el sello de cubanía.
Felito pone estos conocimientos en función de subrayar lo que se quiere comunicar en el texto, siempre poético, como medio de trasmitir un sentimiento, una emoción y la armonía va a ser el elemento imprescindible, la herramienta fundamental de la cual se va a valer para ello. Fue un maestro en la orquestación, un referente para los músicos más jóvenes por sus amplios conocimientos del ámbito musical local, nacional e internacional. Era amante del jazz y fue un importante precursor del filin en Cienfuegos, el cual desarrolla de una manera muy peculiar en sus boleros, como compositor y al acompañar a varios intérpretes muy relacionados al bolero filin. Logra un estilo propio, sin dejar silencios intermedios y utilizando en la guitarra  la armonía necesaria para adornar con la nota justa en el momento preciso. Su virtuosismo no radica en su rapidez o exceso, sino en su buen gusto, talento, sensibilidad y conocimientos musicales. Es quizás en sus boleros dónde se aprecia con mayor fuerza las huellas del filin en su creación. Un ejemplo es el que a continuación les propongo:

Rumbo al sur

Navegando ya va mi canoa
rumbo al sur, vuelvo al sur otra vez
voy en busca del puerto de Jagua
dónde un niño pescaba el futuro
y yo quiero llevar en mis manos
un pedazo que llevo escondido
de la vida que ayer se me fue

Yo no voy a dejar en la proa
Una noche de camaroneros
Que no tenga ni estrellas ni luna
Y en su arena me acueste a soñar
Y me traiga el susurro del viento
El final de mi canto que dice:
Cienfuegos, la ciudad del mar

Y como bien dice en su bolero, vuelve a Cienfuegos y lo hace siempre así. En su natal ciudad se vincula a varias agrupaciones de música popular bailable, entre ellas de tipo charanga francesa como: Loyola, Los Naranjos y Revelación, de la que fue director, posteriormente la Orquesta Cubana (de Julio Valdés). Felito como director y compositor de la Orquesta Revelación tuvo una labor meritoria. Era la época de esplendor de las charangas hacían actividades en muchos municipios, como Rodas, Limones, Ariza y Cumanayagüa.  Llegó a ser, junto a la Orquesta Loyola y a la legendaria Aragón, una de las más populares en su tiempo en Cienfuegos.
Formó un dúo junto a Ñico Membiela. Fue compañero y compadre de Rafael Lay, y muchas de sus canciones se grabaron por la Orquesta Aragón, como: «Cariño, ven»; «Mambo sensacional», «Salsita y cariño», «Allá va eso», «Cuando tú bajas la mirada» y «Eso no lo aguanto yo»
Se destaca como compositor y arreglista de danzones, guarachas, chachachás y boleros. Entre sus  danzones se encuentran: «Natalia», «Teodoro Gómez» y «Enrique Cantero»; así como la música de «Aguas de Ciego Montero». Se jubila en 1984 cuando era bajista de la agrupación de Barbarito Diez, a quien también acompañó con la guitarra en canciones propias de la trova cubana. Tras la desaparición física de Barbarito diez, continuó colaborando como asesor de la legendaria agrupación cuando su hijo Pablo Diez decide reorganizarla. Fue un reconocido arreglista y un mentor dentro del movimiento danzonero en la provincia de Cienfuegos. Se vinculó como intérprete, arreglista, repertorista y asesor a la Orquesta Revelación, Charanga Festival, Charanga Cienfueguera y Los Aragoncitos, por solo citar las más conocidas en la provincia. Felito es otro Maestro de Juventudes. Sus aportes son de mucha valía. Sus enseñanzas, su música y sus arreglos continúan vigentes dentro de la obra de sus principales discípulos. De ellos, Alberto Soria, Iván García y Armando Álvarez, le recuerdan como su mentor, como un guía imprescindible. Entre sus temas más conocidos encontramos: «Luna sureña», «Como gota de rocío», «Amor en chachachá», «Tú puedes», «Nuestra oportunidad», «Qué difícil eres», «Costa sur», «La gaviota», «Rumbo al sur» y «Canción a una flor».
La obra de Felito Molina forma parte del patrimonio sonoro de Cienfuegos, de la tradición e identidad cultural de esta tierra. Su música no debe quedar en el olvido. Hay que mostrar, sensibilizar y brindar herramientas para que sea apreciada. Cualquiera de sus temas puede volver a interpretarse en el presente y ser un éxito, por una factura que cuida todos los detalles y los hace perdurar en el tiempo.


Bibliografía

Busto, Marín; Sandra Margarita: “Recuento Histórico del devenir del bolero en Cienfuegos”, ponencia presentada en el XXVI Coloquio Internacional del Bolero, La Habana, junio de 20016

Busto, Marín; Sandra Margarita: “Cienfuegos, tras los pasos del danzón”, ponencia presentada en el Evento Teórico del X Festival Internacional Danzón Habana 2017

MATERIALES AUDIOVISUALES

Felito Molina: La sencillez de la grandeza, documental realizado por Rita Arbolaes, Perlavisión, 2010

FUENTES ORALES
Este trabajo contiene información de varias entrevistas realizadas por la autora a Roquelino Ferrer, Alberto Soria, Armando Álvarez, Lázaro García, Víctor Julio Sánchez. Además de correspondencia electrónica con Iván García

Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 88 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy249
mod_vvisit_counterAyer569
mod_vvisit_counterEsta semana818
mod_vvisit_counterEste mes8776
mod_vvisit_counterHasta la fecha834447

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami