Get Adobe Flash player
Página de Inicio Argos

 

Se rasgará el silencio

Se rasgará en silencio
cuando los cocodrilos busquen la carne fresca
de los catecúmenos.
Dictadores con levita
se colgarán las medallas de la usura
canjeando cadáveres fanáticos
por democráticos negocios de petróleo.
Y solo la sangre
regará los campos
donde reverdecen
los profetas de la lluvia.
Los chicos de Kentucky
ya no salvan corazones de rubíes:
tienen rojo
en las pupilas y los rifles
gastados de victorias fracasadas;
los pobres de Basora
seguirán
desenterrando cañones sin futuro
a la espera del Mesías.
Solo los dictadores
levantarán la voz
para prometer un nuevo paraíso.
(Y cerraremos los oídos al placer
de no contaminar nuestras miserias azules...)


Noviembre-06


Luis E. Prieto

Insiste el lobo

Insiste el lobo
en desgarrar las carnes
del suicidio añejo:
malandrines
dispuestos para el banquete
de las lágrimas oscuras.
Nadie
ha recogido el ácido sudor
de los vagabundos
que buscan auroras;
nada
destiempla la fisonomía
de los atardeceres sin amores
o de los besos vendidos.

Leer más...

Colocaré victorias en una balanza

Colocaré victorias en una balanza
y todas las derrotas en otra.
Me ceñiré una venda sobre los ojos
y cargado el revolver junto a la sien
decidiré más tarde si fue preciso jugar,
ganar o perder.
Este nuevo camino carece de límites.
Tus labios son mi catedral,
donde cultivo la más densa de mis devociones.


(De Cien días de mayo)


Uberto Stabile

La sangre de los antílopes

para Mamadou Bengé


El destierro del sol
elabora circunferencias difusas
en los paradigmas de la tarde...
Es injusto
destetar
la sangre de los antílopes
que merodean por las míseras sabanas
donde el hombre se hace fuego
y el azul
obertura para el desquite:
mientras,
los rifles de los poderosos
rompen circuncisiones a la selva
para aplacar la orgía
del grito,
el susurro atroz
de los elefantes estercolando miserias.
No hay rosas
para acallar los pesebres,
no risas
para justificar el odio:
volverán los antílopes a requerir
la carne joven de los tótenes robados.


Octubre-06


Luis E. Prieto

Camaleones

(a los muertos sin odio ni consignas)
Camaleones altivos
de sangre y hierro
van acallando la voz de los profetas
entre tormentas de barro.
Aquí
se trafica
con la muerte
en estado puro.
Allá
con el rojo
entre martirios
de pólvora y huríes.
Redobles de tambor
para la insolencia de los imanes,
lágrimas de graffiti
para los elegidos de Wall Street:
rosas sin perfume
entre las tumbas
de los anónimos huidores de la noche.
(Los misiles
no tienen ni nombres ni memorias...)


Agosto-06


Luis E. Prieto

Y ahora dime que me amas

Te dejaré sola en casa
Fregarás por mí los platos
Amaré por ti a otras
Te arrancaré una costilla
Construiré el mundo en seis días
Te sacaré de paseo los domingos
Tendrás derecho a votar
Alquilarás vídeos
Dormirás sola
Te preguntarás por mí
Sabrás llorar cuando te perdone
Y también cuando te olvide
…y ahora
dime que me amas


(De Los días contados, Ed. Diarios de Helena, Elche, 2000)


Uberto Stabile

Más artículos...

Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 66 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy244
mod_vvisit_counterAyer434
mod_vvisit_counterEsta semana244
mod_vvisit_counterEste mes11846
mod_vvisit_counterHasta la fecha754805

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami