Get Adobe Flash player
Página de Inicio Alas de colibrí Obra para niños de María Rosa Martínez Trujillo

Una mala ocurrencia

Por María R. Trujillo

A Inesita le daba pena con la abuela lo poco que le duraban los trabajos, ella era rebelde y  no tenía mucha paciencia con las señoras melindrosas y encopetadas.

Leer más...

Dos por uno

Por María Rosa Martínez


Este curso pasé para cuarto grado. Al principio, extrañaba hasta la silla donde me sentaba en el aula de Tercero “A”; la ventana por donde se veía el pino viejo del patio, mecido por el viento.

Leer más...

Nuevos zapatos  

El fanfarrón,
fanfarronzazo
va haciendo alarde
de sus zapatos:
que son de lona,
que llevan lazos
y si se mojan
se hacen pedazos.

Tímido niño
que vas descalzo,
cargas pobreza,
viajas despacio,
pues ir de prisa
no tiene caso,
porque te duele
seguir los pasos.

Leer más...

Regalo

“¡Que viene el Coco!”,
gritaba el niño.
“Tiene un sombrero
con muchos picos,
zapatos viejos,
color cobrizo
y una camisa
sin los bolsillos;
detrás el saco
lleno, da brincos”.

Los niños huyen
y él por instinto
detiene el paso
de su camino
y se le acerca
un pequeñito:
risa sin dientes,
ojos sin brillo,
se están uniendo
con un suspiro
y se levantan
buscando abrigo.

Todos alertas
lanzan un grito
porque del saco
sacó un cuchillo,
también un coco
corta, muy rico.

Se lo regala
al más chiquillo.


María R. Martínez

Capricho  

¿Por qué llora así mi niña
y se ha zafado las trenzas?
¿Cuál debe ser la razón
que la ha puesto tan molesta?

No quiere tomar la leche.
¿Se le perdió la muñeca?
Es que cogió un resfriado.
¿Le dolerá la cabeza?

Llamaremos al doctor
y nos dará una receta:
jarabe de caisimón
con pedacitos de fresa;
o quizás si la inyectamos…
muy pronto se restablezca.

¡Ah, no, no! Ya está mejor,
enseguida se endereza,
un pañuelito le presto
y las lágrimas se seca.

¿Qué pesar tenía mi niña?
¿Por qué esa enorme tristeza?
Me lo cuenta en el oído,
le doy un beso y se acuesta.

Señores, no es cosa grave.
¡Es que quiere ser princesa!

María R. Martínez

Lo que la luna cuenta

Si el insomnio se esconde
debajo de tus cejas,
disfruta de la noche,
saluda a las estrellas.

No temas a los grillos
si te cuentan sus penas,
escucha lo que guarda
el cofre de sus quejas.

Ellos quieren tocar
en una rara orquesta
que tenga un director
y no lleve melena.

Ha sido el elegido
el señor Don Luciérnaga,
por si se va la luz
les sirva de linterna.

Leer más...

Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 17 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy96
mod_vvisit_counterAyer453
mod_vvisit_counterEsta semana96
mod_vvisit_counterEste mes6569
mod_vvisit_counterHasta la fecha843810

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami