Get Adobe Flash player
Página de Inicio Alas de colibrí Obra para niños de Elizabeth Álvarez Fuentes Los títeres

Los títeres

Por Elízabeth Álvarez

Tantísimos años hace, tanto que no puede calcular, los artistas andaban en carromatos, andaban de pueblo en pueblo, instalaban un rustico escenario y presentaban su función.
Daniel, el artista de quien les hablaré, era un titiritero, él había heredado de su padre el nombre, el arte, el carretón y los títeres.
Entre los muñecos hay clases, títeres que se manipulan con las manos y marionetas que se manejan con hilos y es mucho más complejo.
Aunque ya Daniel tenía sus muñecos, se le ocurrió diseñar y fabricar una muñeca muy bella; esta podría bailar mediante los hilos. Ella sería bailarina de valet y danzas populares de cualquier región del mundo. En eso discurría mientras daba sus toques finales.
Cuando estuvo lista como una marioneta la presentó un buen día para probar el efecto que ella provocaría en el público:
-Señoras y señores.... Niñas y niños.... Le presentaré a la primerísima bailarina de todos los tiempos. Con ustedes ¡La gran Susette!
Todos aplaudieron y como Daniel era ventrílocuo, por ella habló:
-Muchas gracias, querido público, hoy es mi primera presentación, espero me acepten pues bailaré con mi cuerpo y con el alma.
La música emergió de carromato y Susette bailó con la destreza que Daniel le atribuía. Estaba radiante la bella Susette y todos gritaban.
Terminaron su primera función con vítores y aplausos.
Después de repetir el saludo, Daniel dio las gracias y se retiró.
Ya en el camerino ella le echó una ojeada a él en busca de aprobación; este la miró complacido y salió.
En el camerino los muñecos comentaron:
-¿Has oído, Payaso? Se ha cogido todos los aplausos para ella. Y el ingrato no nos presentó esta noche.-decía Leonora. Uno que en su tiempo fuera muy famoso, cuando el Gran Daniel vivía (el padre del nuevo Daniel).    
-Sí, oigan, es verdad y me alegra, ya somos viejos y estamos cansados de tanto trabajo, tenemos que dejar los aplausos para otros. -comentó el flautista.
-¿Cómo puedes pensar que me daré por vencida? Esta noche cuando salga a escena y él me presente haré algo extraordinario y verás si me aplauden.
-Intrusa no, es una más de nosotros, recuerda que es una creación más de Daniel. –habló Filosofo. 
-No me irás a decir que tú, Filósofo e ilustre pordiosero, también te has enamorado de ella. -replicó de nuevo Leonora.
-Sí, es un gran filósofo, es el personaje que más ha estudiado y ha padecido más en esta vida de representar, le ha tocado el don de inteligencia y conocimiento para filosofar sobre la vida misma que le ha sido hostil y ha escrito libros de filosofía al respecto, todo cuanto sabemos es porque él nos lo ha enseñado.-dijo en su defensa Milcaras.
-Bah... No me cambien el tema. Solo pregunté si estabas enamorado de ella.
-No la admira por su belleza y habilidad, aunque ella no nos mire.
Mientras eso sucedía en lo que llamaban camerino, en el escenario la danza continuaba y los aplausos también.

Al terminar la función Daniel tomó a Susette por el talle y la besó en la cara.
-¡Eres mi triunfo, Susette! Te agradeceré eternamente lo que soy.
Ella por su parte pensó: “¡Qué hermoso y fuerte es Daniel, me hace daño cuando me toma por la cintura! ¡Qué bien me siento en sus brazos!
Llegaron al camerino y Daniel la acomodó en una butaca.
-Mi querido payaso, he sido feliz con todos ustedes. Hemos hecho reír y llorar a grandes y chicos, pero… Susette es mi gloria.
Venerada Leonora, has sido la muñeca preferida a través del tiempo, desde el abuelo, mi padre y yo, pero los triunfos que alcancemos serán para todos, para “El Gran Daniel”
Querido Filosofo, eres el más pobre de mis personajes, pero el más necesario.
¡Soy feliz...! por todos ustedes -saltaba y bailaba-. Brindo por todos ustedes y por el triunfo de esta noche.
Buenas noches, amores de mi vida.
Se acostó y pensó mucho con la luz apagada, repasaba la posibilidad de hacer un compañero de baile para Susette, tendría igual categoría pero no debía opacar su esplendor. En esas cavilaciones quedó dormido.
Al otro día muy de mañana se levantó con la idea de diseñar al compañero de baile de Susette, dibujó muchos muñecos y ninguno hacía la pareja de la bailarina, al final dibujó uno delgado, hermoso y de fuerte musculatura. Trabajó hasta tarde, no había función porque hubo día de duelo en aquel apartado pueblo.
En el camerino Filósofo dijo a Susette:
-Eres una linda bailarina, te hicieron tan hermosa... Y a pesar que has trabajado un solo día, has obtenido fama y prestigio artístico; pero no te envanezcas por eso, recuerda que solo eres una linda muñeca que sin un buen titiritero no serás nada. Lo que eres se lo debes a Daniel, al igual que nosotros, que todo se lo debemos a él. Sé por tu mirada que te has enamorado de él, también recuerda que eres muñeca y Daniel humano.
-Estoy por decirte que estás malgastando el tiempo en dar consejos, si tus personajes han sido para meterte en la vida ajena, es distinto conmigo. Soy Susette la Suprema.
-Es verdad, cada cual hace y dice lo que desea –dijo Leonora.
-Tienes razón, y me atreví a darle ese consejo, para que no le caiga encima el sufrimiento por un causa que se puede evitar desde el inicio.
-¿Qué querías tú que me fijara en ti? Roto, destartalado y lleno de parches o del pintarrajeado payaso que habla tonterías para hacer reír?
-¿Por qué ofendes al payaso? Él no ha hablado, si yo fui quien me introduje en tu vida. Eres engreída, debías pedirle disculpas.
-No me rebajaré.
-Eres una equivocada, has venido a disgustar a todos que vivimos en armonía desde hace años.
En ese momento todos se callaron porque la puerta sonó.
Entra Daniel con su nuevo muñeco en la mano.
-Mis queridos títeres: Aquí les presento a Armando, que desde mañana será el compañero de baile de Susette.
El Filósofo dijo con la voz inaudible para humanos:
-Bienvenido en nombre de todos a la Compañía “El Gran Daniel.”
-Bienvenido... -dijeron todos, menos Susette.

Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 121 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1147
mod_vvisit_counterAyer1429
mod_vvisit_counterEsta semana5409
mod_vvisit_counterEste mes6765
mod_vvisit_counterHasta la fecha1184693

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami