Interrogatorio

Por Yulkie Sánchez

Payaso, ¿vendes tu risa,
tus chistes y tus maromas?
Véndeme la flor que asoma
el botón de tu camisa.

¿Haces magia con palomas?
¿Conviertes piedra en ceniza?
¿Me darás una paliza
con tu garrote de goma?


Regalos de Ceiba


En el patio vecino
vive sola doña Ceiba,
en su tronco de plomo
regalitos me obsequia:
chirimoyas, guayabas,
caramelos de menta,
una güira con kilos
y hasta una muñeca.
También esconde brujas
que de noche despiertan;
ellas ponen las frutas
esperando a que vengan
los brujastios —sus hijos—
a comer la merienda.
Pero no queda nada
para cuando regresan.
Por si acaso molestos
a buscarme vinieran,
a ponerme un castigo,
a pedirme las cuentas,
les diré que son gratis.
¡Son regalos de Ceiba!
¿Por qué tu pelo se enriza?
¿Con tu nariz rojicroma
por qué no te da coriza?