Ronda de la lluvia  

Por Yulkie Sánchez

El cielo está triste,
como si llorara.
Se viste de negro,
derrama sus lágrimas.
La lluvia replica
sobre mi ventana:
¯¡Tin, tin, es la lluvia;
tin, tin, vamos canta!

El cielo no llora,
el cielo se baña;
las nubes le sirven
como palangana.
Con verde mojado
se visten las plantas;
después de la lluvia
se alegran y cantan.

¡Qué linda es la lluvia!
Su pelo me encanta:
regadera el moño;
perfume que embriaga.
Y si me descuido,
una gota de agua
me besa los ojos,
me besa la cara.